Pasaron 7 días seguidos en q las cifras de nuevos contagios fueron menores a 10, esto quiere decir q el coronavirus no está erradicado, pero si hay casos nuevos saben de donde vienen y q hacer para limitar el contagio.

Nueva Zelanda siguió desde el principio una estrategia de eliminación y no de mitigación, en este país tomaron las medidas estrictas al comienzo para eliminar la expansión del virus tratando así de destruir la curva en lugar de aplanarla.

El gobierno utilizaba efectivas estrategias de comunicación, una de ellas era “Actúa como si tuvieras Covid-19. Esto salvará vidas”. Los neozelandeses han cumplido estrictamente las recomendaciones de quedarse en casa, la cultura de ese país es de admirar, un gran ejemplo para el mundo entero.

La cifra de contagios es aproximadamente de 1.500 y la tasa mortalidad por COVID-19 es de 19 personas. Ganaron la batalla, pero dicen que deben mantener la vigilancia si quieren seguir así.